Home Premios

A partir de 1990, no ha habido un año en que la participación laboral femenina se haya reducido, siendo un hecho transversal para todas las generaciones. Ya no es novedad encontrar mujeres en prácticamente cualquier rubro, no solo en mandos medios, sino también en puestos ejecutivos.

Hemos avanzado, pero aún nos falta mucho: acortar la brecha salarial y aumentar la fuerza laboral femenina continúan siendo temas urgentes y pendientes. Por eso es tan importante premiar a quienes han logrado destacar.